Tipos de telas para un toldo

  • 8 noviembre, 2018

Para proteger tu vivienda de los rayos del sol debes acudir a una fábrica de toldos, donde instalarán una capota a la medida. De esta manera, evitarás que entre el calor, obteniendo una temperatura de ambiente ideal. También ahorras en aire acondicionado, lo que beneficia a tu bolsillo.

Otra de las ventajas de acudir a una fábrica de toldos es que tendrás una gran variedad donde escoger. Podrás optar por modernos automatismos o por el manejo tradicional para impedir que los muebles o enseres del hogar se desgasten por la entrada de luz.

Las lonas están diseñadas para resistir la lluvia, el viento y los rayos ultravioleta, pero no todas tienen la misma duración:

– Acrílicas: son las más conocidas y utilizadas. Aguantan bastante bien el viento y la lluvia siempre que no sean en condiciones extremas. Son fáciles de limpiar, por lo que es fácil tenerlas en buen estado.

– Impermeables en PVC: están diseñadas para la lluvia, por lo que es habitual verlas en sitios húmedos. El problema está en que no aguantan bien el sol, la tela se calienta e incrementa el calor en su interior. Tampoco pasa mucha luz, lo que otorga oscuridad.

– Microperforadas: en los últimos años han surgido para cubrir un vacío que había en el sector. Ofrecen un alto nivel térmico, protegen de la luz y se consigue una gran visibilidad en su interior. Están elaboradas con fibra de vidrio o poliéster, envueltas de PVC. Tiene una gran resistencia a los rayos ultravioletas y gozan de una larga vida. Además, consiguen una reducción considerable del calor.

– Vinilo: tienen la ventaja de que, al ser de plástico, impermeabilizan mucho mejor. Son flexibles y resistentes. También son fáciles de limpiar y soportan casi todo tipo de productos.